Zapatillas para empezar a correr (2017)

 

Cuando uno se plantea empezar a correr, lo primero que debe hacer es determinar cuál es su punto de partida a nivel de estado de forma y establecer cuáles son sus objetivos a alto nivel (¿deporte salud, entrenamiento para competición…?, ¿distancias cortas, largas…?). A partir de ahí ya podemos empezar a construir el “castillo”: aprender a correr (técnica, fortalecimiento, movilidad…), definir el plan de entrenamiento…, y por supuesto, equiparse adecuadamente (deportivas, ropa, accesorios…). En este punto las zapatillas para empezar a correr serán clave.

A la hora de buscar el material, el mayor quebradero de cabeza suelen ser precisamente las deportivas y la verdad es que a veces es algo que se nos puede poner cuesta arriba debido a la gran oferta que hay actualmente y porque una mala decisión puede tener consecuencias en forma de sobrecargas, lesiones…, que podrían dar al traste con nuestro objetivo de empezar a correr o, como poco, ponernos un poco más difícil los inicios, dificultando nuestro disfrute.

La incertidumbre del “¿qué zapatillas de running me compro?” y el “¿me irán bien estas zapatillas?” la vais a tener siempre, seáis principiantes o expertos (un servidor lleva muchos años en el mundillo zapateril y aún cometo errores cuando elijo mis zapatillas). Así que es importante que desde el principio escuchéis a vuestro cuerpo, detectéis que le va bien y que con eso vayáis aprendiendo a buscar lo que mejor os funciona a vosotros. Se pueden recomendar zapatillas pero, al final, lo que cuenta es lo que le va bien a cada uno.

Para facilitaros un poco la elección de vuestras primeras compañeras de fatigas runneras os proporcionamos una lista de sugerencias con modelos que creemos que podrían servir bastante bien para iniciaros en el mundillo del running. La lista la hemos confeccionado buscando zapatillas con precios contenidos pero con una buena relación calidad/precio y que sean capaces de cubrir un amplio rango de perfiles de uso ya que, en general, al empezar a correr vais a tener unas solas zapatillas para todo (entrenar, competir si es el caso, gimnasio u otras actividades).

Antes de empezar con las sugerencias, un último apunte: no penséis que por el hecho de ser unas zapatillas para empezar a correr vale con calzarse cualquier cosa “porque hago pocos kilómetros y voy despacio”. Sea para 2-3 días a la semana con salidas de menos de 10 kilómetros o para correr los siete días de la semana alcanzando los 150 kilómetros semanales, merece la pena invertir (tiempo y dinero) en realizar una elección adecuada de las zapatillas. Vuestros pies, piernas y cuerpo en general os lo agradecerán, os lo aseguro. No se trata de elegir las más caras ni “las más…” de nada sino de elegir aquéllas que mejor se adapta a nuestras características y a lo que vamos a hacer con ellas.

Sugerencias de zapatillas para empezar a correr

Zapatillas para Asfalto

Para alguien que empieza a correr y anda con dudas, muchas veces acabo recurriendo a las Nike Pegasus porque, además de ser unas de las zapatillas de entrenamiento más versátiles que hay, se pueden encontrar a precios bastante competitivos porque, como es un modelo que se vende muchísimo y tiene múltiples versiones y colores, suelen hacer buenas ofertas a menudo. La versión actual son las Nike Pegasus 34 pero, para vuestras primeras zapatillas, prácticamente cualquier versión por encima de las Nike Pegasus 31 ó 32 os pueden valer casi de manera indistinta.

Otra opción bastante fiable es acudir a la gama Response de Adidas o a alguno de los modelos equivalentes dentro de la marca como las Adidas Vengeful que, además, ofrecen un poco de soporte contra la pronación. Las últimas en incorporarse a la familia han sido las Adidas Response Plus, extremadamente cómodas, blanditas y amortiguadas. Dentro de la casa de las tres franjas, las Adidas Duramo también gozan de muy buena acogida, sobre todo, para quienes también pasan buenos ratos en el gimnasio.

En Mizuno tienen una buena pareja de zapatillas para empezar, las Mizuno Wave Legend si sois neutros y las Mizuno Wave Connect si necesitáis un poco de soporte. Dan mucho juego ambas, se puede correr mucho y hasta rápido con ellas y probablemente se pongan bien jugosas de precio porque las sustituyen en otoño – invierno por dos nuevos modelos.

Siguiendo en esta línea que llevamos, con zapatillas que servirían también perfectamente para corredores experimentados pero que, dado su precio debemos tener en cuenta si estamos iniciando (no hay nada mejor que empezar con buen pie, con unas buenas zapatillas), tenéis tres modelos que, año tras año compiten por el galardón de “zapatillas con mejor relación calidad / precio”. Hablamos de las Asics Gel Pulse, Saucony Jazz y Brooks Aduro, capaces de plantarle cara a sus hermanas mayores (de hecho, las Aduro son como “unas Ghost de temporadas anteriores”). Por cierto, las Pulse 8 están con membrana impermeable (Asics Gel Pulse 8 GTX).

Si aun queréis apurar un poco más el precio sin perder demasiadas prestaciones, las Saucony Cohesion son unas clásicas, así como las Asics Gel Zaraca que gracias a su flexibilidad, transpirabilidad y ligereza gustan mucho a quienes corren, van al gimnasio y hacen un poco de todo.

No podían faltar las sugerencias dentro de New Balance y aquí remarcaríamos las New Balance Vazee Coast que fueron las “primeras Vazee económicas” y las New Balance Vazee Urge, ambas para ir rapidito si se quiere o también podríais optar por las New Balance 590. Todas ellas con unos diseños chulísimos, todo sea dicho.

Si os gustan las zapatillas amortiguadas y respondonas, mirad en Puma porque, desde que introdujeron el Ignite, han mejorado mucho sus zapatillas. Puestos a destacar alguna, ahora mismo me iría a por las Puma Ignite Dual, muy cómodas, flexibles, ligeras y polivalentes.

Tampoco dejéis de ojear el catálogo de Reebok porque no todo lo suyo son zapatillas de fitness y, si no me creéis, mirad las Reebok One Distance. Os aseguro de que se puede correr mucho y muy largo con ellas (me sorprendieron mucho cuando las conocí).

En una lista como esta no podía faltar la referencia a Joma, posiblemente la marca de running con precios más contenidos y difícilmente batibles. Todos sus modelos tienen precios de salida ampliamente inferiores a los de la competencia así que, a poco rebajados que estén, os pueden costar un tercio o menos de lo que valen unas zapatillas de entrenamiento tope de gama. Joma Hispalis y Joma Carrera son dos clásicas pero os recomiento que le echéis un vistazo a las Joma Storm Viper porque han supuesto un buen salto adelante para la marca.

Zapatillas para Trail Running

No os penséis que porque lo vuestro sea más bien ir fuera del asfalto vais a tener que gastaros un dineral en vuestras primeras zapatillas porque casi todas las marcas tienen modelos solventes a precios contenidos. De hecho, cada vez cuidan más este segmento de zapatillas porque son conscientes de que mucha gente empieza a correr por la montaña en vez de por el asfalto.

Las Adidas Kanadia son un clásico y en la octava versión han dado un gran salto que las posiciona como las mejores Kanadia hasta la fecha. No os extrañéis si las veis en los pies de algún corredor de cabeza de carrera porque muchos las utilizan para competir así que fijaos si irán bien.

Las Mizuno Wave Kien han sorprendido a muchos y tienen un nivel muy alto desde la primera versión, que van mejorando edición tras edición. Está en versión normal y con membrana impermeable de Goretex y pocos son los comentarios negativos que he escuchado de ellas (por no decir ninguno). Muy buenas como zapatillas de “door to trail”.

Las Saucony Excursion serían el equivalente a las Cohesion en trail running y no sería la primera vez que conozco a alguien que tiene ambas zapatillas porque, a poca suerte que tengas, por lo que te costaría una de gama alta de asfalto o de trail running, puedes tener ambas zapatillas (Excursion + Cohesion).

En esta parte de trail running no podían faltar unas Asics que con las Asics Sonoma puja fuerte por calzar a los que se están iniciando en el correr o en el trail running. Disponibles también en versión impermeable.

Y ojito a las New Balance 690 porque, a muchos les pasan desapercibidas al tener un upper que casi podría pasar por ser asfaltero.

Por último, volvemos a cerrar con Joma donde, al igual que en asfalto, juegan fuerte con la variable precio sin que ello suponga renunciar a tener unas zapatillas de calidad. Al menos, eso es lo que piensan muchos de los usuarios de las Joma Olimpo o las Joma Sierra cuando les meten tralla de la buena y ven que las zapatillas la aguantan como si nada.

Nota final: Las zapatillas que hemos ido comentándoos en este artículo, se pueden encontrar generalmente a precios contenidos, casi sin necesidad de que haya descuentos sobre ellas pero huelga decir que, si encontráis alguna oferta interesante de zapatillas de gamas altas cuyo perfil de uso coincida con el vuestro, no dudéis en incluirlas en vuestra lista de candidatas. Nosotros hemos preferido elaborar una lista de sugerencias que os sirva como guía general y durante más tiempo porque, si pusiéramos ofertas puntuales, el contenido del artículo “caducaría” muy rápido, en cuanto se acabara la oferta y la zapatilla volviera a tener su precio habitual.