Cada día vamos añadiendo más zapatillas al catálogo de Runnics, pero cuando vamos rellenando las descripciones muchas veces nos preguntamos, ¿seguro que todo el mundo sabe lo que es el upper?, ¿habría que explicar por qué es importante la estabilidad?, ¿en qué influye el peso del corredor en la elección de la zapatilla?

Iremos resolviendo todas esas dudas en artículos en el blog, y en este primero vamos a ver de manera resumida y sin entrar en muchos tecnicismos cuáles son las partes que tiene una zapatilla para correr y cuál es la función de cada una.

Grosso modo, se podría decir que una zapatilla se divide en 3 partes:

  • Upper
  • Mediasuela
  • Suela

Upper

Mizuno Wave Paradox -Perfil interior

La malla o el upper, como se ha venido denominando en los últimos años en medios especializados, es la parte de la zapatilla que envuelve al pie por arriba y los lados. Durante muchos años no fue una parte vital para las marcas, pero en las últimas temporadas ha ido creciendo en importancia, no sólo por los materiales, sino por la estética.

El upper tiene que proporcionar el ajuste adecuado para que el pie no baile durante la carrera, pero que tampoco quede atrapado. Se tienen que evitar los puntos calientes, es decir, puntos en los que haya demasiada presión, de esa manera se asegura el confort y se evitan rozaduras o lesiones si se va a estar corriendo durante mucho tiempo. Además, el upper debe estar compuesto por materiales duraderos y estar bien cosidos, ya que si no aparecerán roturas antes de tiempo.

El upper tendrá distintas partes:

  • Lengüeta: cubre la parte del empeine para que no notemos presión cuando nos atemos las zapatillas.
  • Cordones: se utilizan para ajustar la zapatilla. Algunos modelos, sobre todo hechos específicamente para triatlón, no tienen cordonera, pero es una parte importante para garantizar el ajuste. No tienen que ser ni muy finos y muy gruesos. Se podría decir que no son buenos cuando los notamos cuando vamos corriendo.
  • Refuerzos: son tiras o partes de la zapatillas hechas de un material distinto para que, junto con los cordones, el ajuste esté garantizado.
  • Collar: es la zona que rodea al tobillo y que tiene que estar hecho de un material esponjoso o blando para que no nos provoque rozaduras.
  • Puntera: la parte delantera del upper que sirve de refuerzo para los dedos.
  • Contrafuerte del talón: muchas zapatillas tienen un contrafuerte en el talón hecho de un material más rígido para que así el talón quede protegido y no se mueva excesivamente.

Mediasuela

Skechers GOrun Ride 3 - Perfil interior

La mediasuela de una zapatilla es la parte que se encuentra entre el upper y la suela y que proporciona la amortiguación y respuesta necesaria. Es la parte que protege al pie de notar la dureza de la superficie y también proporciona estabilidad o corrige la pronación si es el caso de ese modelo. En definitiva, trata de absorber el impacto para que no vaya directamente a otras partes del cuerpo.

El compuesto principal de la mediasuela forma parte de la identidad de la marca. Durante muchos años las marcas han estado utilizando etilvinilacetato (que conmunmente se le llama EVA) y poliuretano, pero en los últimos dos años han aparecido alternativas como el Boost en adidas o el Fresh Foam en New Balance.

Dentro de la mediasuela hay un concepto importante que es el “heel-to-toe drop”, que se abrevia como drop de la zapatilla. Es la diferencia del altura que hay en el perfil entre el talón y la parte delantera del pie. Un drop más bajo, en general, hace que fuerce al corredor a pisar más de mediopié o antepié, es decir, con la parte media o delantera del pie, y un drop alto está hecho para los corredores que suelen pisar con el talón. A aquellos corredores que corren a ritmos lentos o que aún no tienen una técnica de carrera adecuada, se les recomendarán zapatillas con drop alto (más de 10mm), mientras que aquellos que tengan una pisada eficiente podrán elegir de entre todo el rango de drops disponibles en el mercado. Comunmente el drop cero (0mm), se asocia al minimalismo, corredores que corren sin apenas amortiguación (o sin ella) y sin drop.

Tan importante como el drop es el perfil de la zapatilla. No es lo mismo tener un drop bajo con poco perfil (menos de 10mm de altura en talón y puntera) que un drop bajo con mucho perfil (más de 25mm por ejemplo). La pisada cambiará mucho según el perfil y hay que tenerlo en cuenta a la hora de comprar zapatillas para correr.

Suela

Asics Gel Kayano 20 - Suela

Es la parte de zapatilla que entra en contacto con el terreno. Proporciona agarre en la pisada y también es importante de cara a la durabilidad de la zapatilla. La mayoría tienen estrías o surcos de flexión perpendiculares al sentido en el que estamos corriendo para mejorar el agarre.

Mientras que en zapatillas para correr por asfalto, cemento o hierba, la suela no es la parte más importante, en zapatillas de trail running es vital porque se necesita más agarre para correr por caminos y por montaña. Además, si se suele correr por roca mojada o caminos rotos con inclinación positiva o negativa, se necesitarán tacos colocados en puntos determinados para incrementar más si cabe ese agarre.