Nike Cortez: la historia de un mito

Como a muchos de mi generación, al pensar en las Nike Cortez me viene inevitablemente a la mente la imagen de Forrest Gump sacando las suyas de su caja y usándolas para recorrer Estados Unidos, en la más divertida alegoría de la democratización del running que se haya hecho jamás en el cine.

Nike Cortez Forrest Gump

La carrera cinematográfica de las Cortez no se limita a Forrest Gump: aparecieron también en la popular Karate Kid, Leonardo DiCaprio las llevaba también en una de las secuencias más hilarantes de El lobo de Wall Street, y Bella Swan —protagonista de la saga Crepúsculo interpretada por Kristen Stewart, icono de millones de adolescentes— hizo lo propio luciendo el modelo negro con la palomita en blanco.

Nike Cortez El lobo de Wall Street

Pero su estatus de referente le vienen a las Cortez desde mucho antes de que el cine decidiera ensalzarlas como modelo de culto: ya desde sus orígenes, estas zapatillas que marcaron un antes y un después en la historia de Nike, pasaron por los pies de todo tipo de celebridades de las décadas de los setenta y ochenta.

El origen de las Nike Cortez

El modelo empezó a perfilarse en 1971 como respuesta a la búsqueda de Phil Knight y Bill Bowerman —fundadores de Nike, que por aquel entonces aún se llamaba Blue Ribbon Sports— de una zapatilla funcional con la que los atletas pudieran correr con comodidad.

Con este propósito importaron las Onitsuka Tiger, que hoy conocemos como Asics, para a continuación crear las Tiger Cortez. Pero los desacuerdos con la firma japonesa desembocaron en un proceso judicial que terminó otorgando a Blue Ribbon Sports la propiedad de las zapatillas. Para los Juegos Olímpicos de 1972 la empresa ya había cambiado de nombre y presentaba sus zapatillas estrella bajo el nombre de Nike Cortez.

 

¿Por qué Cortez?
El Mundial 1970 de fútbol se jugó en México con Adidas como espónsor principal, que aprovechó la ocasión para hacer honor a la pelota del Mundial, llamada Azteca, lanzando unas zapatillas con el mismo nombre. Las Adidas Azteca, el modelo clásico en blanco con tres rayas azules, llegaban al mercado con la pretensión de convertirse también en unas zapatillas de uso diario.

Nike Cortez Classic

Los creativos de Nike tenían claro desde el principio quiénes eran los competidores a los que había que derrotar, y no se les ocurrió mejor idea de mandar un mensaje a Adidas y contrarrestar el lanzamiento de las Azteca que bautizando a su nuevo modelo como Cortez: una adaptación del apellido del conquistador español Hernán Cortés, que puso México bajo el dominio de la Corona de Castilla.

 

Inspiradas en una chancla
Una de las curiosidades más llamativas que rodean al nacimiento de las Cortez es el hecho de que el primer prototipo partiera de destrozar una chancla, después de que Bill Bowerman escuchara a alguien decir que la zapatilla ideal para correr debería ser tan blanda y cómoda como las chanclas que usaba para ducharse en el gimnasio.

Nike Cortez

El cambio en los materiales empleados en la fabricación del modelo definitivo, que pasó del cuero al nylon, fue decisivo a la hora de determinar el éxito de las Cortez, que pasaron de ser un modelo exclusivo para atletas profesionales a un modelo asequible que se convirtió en el favorito de los que empezaban a aficionarse al running y terminó por conquistar el street wear.

 

Nike Cortez: De Farrah Fawcett a Bella Hadid
Nike Cortez Farrah

Aunque podemos encontrar las Cortez en infinidad de combinaciones diferentes de color, sin duda es el modelo Nike Classic Cortez, en blanco con detalles en rojo y azul, el que se queda de forma indiscutible con el título de modelo más icónico y emblemático. Y parte de la culpa la tuvieron en su momento Whitney Houston en su actuación en la Superbowl de 1991, Farrah Fawcett con aquella inolvidable sesión de fotos sobre un monopatín y Bella Hadid que ahora cierra el círculo con un homenaje a la protagonista de Los ángeles de Charlie para celebrar el 45º aniversario de estas ya clásicas zapatillas.

Nike Cortez Bella Hadid