La Nike Pegasus vuelve un año más a las tiendas, y ya van 31 versiones. Esta versión es el resultado del trabajo conjunto del equipo de diseño de la marca americana con Mo Farah, el atleta británico campeón olímpico en 5.000 y 10.000 metros, y más de 25.000 kilómetros de pruebas realizados por corredores de distintos niveles.

Como suelen hacer marcas con mucho presupuesto, el diseño y la inspiración de la zapatilla ha venido después de pruebas con los atletas patrocinados, entre ellos Mo Farah, quien dijo que quería que la zapatilla fuese un poco más rápido en la nueva versión.

La Pegasus es probablemente mi zapatilla preferida para los rodajes. Desde mi punto de vista, esta versión ha mejorado, lo noté desde la primera vez que me las puse. Tiene más amortiguación y mejor ajuste, justo lo que necesito para mis semanas de más de 160 kilómetros

La nueva Pegasus es más rápida y reactiva que la versión anterior, pero mantiene la estructura básica que caracteriza a la zapatilla: amortiguación media-alta, buena ventilación del upper y un ajuste que no tiene nada que envidiar a otros modelos. Se le ha bajado el drop a 10 milímetros, se le ha mejorado el upper para un mejor ajuste y se ha retocado la mediasuela para incrementar la estabilidad.

Por lo demás, la Nike Pegasus sigue siendo una zapatilla de gama media-alta, para corredores con pisada neutra o con una ligera pronación que no pesen más de 80 kg. A los corredores que les guste un tacto blando cuando corren, siempre es una buena opción, y puede ser una buena zapatilla para aquellos que están empezando a salir 3-4 veces por semana a un ritmo moderado.

Se puede encontrar ya en tiendas por 110 € PVP.