zapatillas para correr con más amortiguación

Las Zapatillas para Correr con Más Amortiguación (Edición Otoño 2017)

Una de las preguntas que aparecen de manera recurrente (implícita o explícitamente) en la sección de preguntas y respuestas de las fichas y en el Consultorio es la de ¿Cuáles son las zapatillas para correr con amortiguación?” (o alguna de sus variantes).

Muchos nos lo preguntáis porque queréis “proteger las rodillas y la espalda”, porque “pesáis mucho y rodáis despacio” o porque “hacéis muchos kilómetros” y, si bien es cierto que, para esos casos puede convenir disponer de cierta amortiguación, no siempre más es mejor sino que, lo que hay que tener es la amortiguación adecuada, la que realmente necesitáis. Es más, no debéis perder de vista que la amortiguación no es sólo cosa de las zapatillas sino que es algo que debe salir de ellas y de vosotros que, debéis correr amortiguando con vuestro cuerpo. Si no, por mucho colchón que pongáis bajo los pies, seguiréis recibiendo un impacto muy grande que a la larga, acabaréis pagando en forma de lesión, deterioro de las estructuras, etc.

Lo de “más amortiguación” tiene una parte objetiva fácilmente medible pero también una gran componente subjetiva ya que, aunque una zapatilla tenga “mucha amortiguación” podemos notarla firme o viceversa. Siempre pongo el mismo ejemplo del camión y el coche utilitario: ¿Cuál notáis más amortiguado si os subís encima de él y saltáis? ¿Cuál de los dos tiene más amortiguación? Pues lo mismo con las zapatillas porque un corredor ligerillo que se suba encima de unas zapatillas pensadas para corredores de peso, lo mismo las nota más firmes que unas zapatillas con mucha menos amortiguación pero más blandita. Aparte de eso, no todos los sistemas de amortiguación son iguales y los hay más blanditos, con más recorrido, etc.

Por último, aunque os parezca extraño, parece que un aumento de la amortiguación tiende a hacer que las fuerzas vayan más a las rodillas y a la cadera, disminuyendo las del tobillo con lo que lo mismo conseguís lo contrario a lo que pensáis al meter más amortiguación.

No obstante, dejémonos de introducciones y teoría y vayamos al meollo que es lo que la mayoría habéis venido a buscar en este artículo en el que os vamos a indicar a modo de ejemplo las zapatillas que empezaríamos mirando en cada una de las principales marcas si estuviéramos buscando unas zapatillas de running con “mucha amortiguación”. Disfrutad de ellas porque la mayoría son puras berlinas rodadoras y correr con ellas es una delicia, el summum del confort.

Las mejores zapatillas de running con más amortiguación

Adidas Supernova Glide 9

Las zapatillas en las que todo el mundo piensa cuando se habla de buscar amortiguación en Adidas son las Adidas Ultra Boost porque son las “tope de gama” y, si bien es cierto que su mediasuela 100% Boost las hace muy amortiguadas y muy blanditas y cualquiera puede aprovecharlas (incluso los delgaditos), las zapatillas con más amortiguación en la actualidad son las Adidas Supernova Glide 9, tanto en su versión neutra como en su versión con soporte: Adidas Supernova ST.

Extremadamente amortiguadas, sobre todo en el talón, horma amplia, suela con muy buen agarre y muy duradera, agradables al tacto, transpirables… Ideales para rodar tranquilos y acumular kilómetros.

Asics Kinsei 6

Difícil elegir una de las zapatillas de la casa del “Anima Sana in Corpore Sano” porque siempre se ha caracterizado por desarrollar berlinas rodadoras con mucha amortiguación, así que la mayoría de sus modelos podrían salir aquí como representantes.

Si eligiéramos pensando en que también fueran las mejores, sin duda elegiría las Asics Gel Nimbus 19 o las Asics Gel Kayano 24, las primeras neutras y las segundas con soporte pero, si hablamos de “lo más de lo más” en amortiguación, entonces toca poner a las Asics Gel Kinsei 6, unas de las zapatillas más amortiguadas que hay en el mercado, sobre todo, si somos corredores talonadores. Además, son también unas zapatillas con una grandísima calidad en los materiales y acabados, una especie de escaparate tecnológico que Asics utiliza para presumir de lo que sabe hacer.

Por cierto, no hemos nombrado ninguna de las Asics Quantum porque, si bien es cierto que tienen mucha amortiguación, ésta se nota sobre todo andando y, corriendo, cualquiera de las tres que he mencionado anteriormente transmiten mayor sensación de amortiguación.

Brooks Glycerin 15

El Brooks no son dados a irse a los extremos así que lo que nos ofrecen son dos alternativas con mucha amortiguación pero que no destacarían si las comparáramos con los grandes y blandos colchones de otras marcas. No obstante, eso no quiere decir que no sea una delicia ir sobre unas Brooks Glycerin 15 (corredores neutros) o unas Brooks Transcend 4 (corredores pronadores), sobre todo, a ritmos lentos en los que la amortiguación ofrece su tacto más amable y dócil.

Mizuno Wave Prophecy 6

“Las Mizuno son unas zapatillas de tacto firme”. ¡Mentira! Dejémoslo en que no es cierto y menos aún, viendo lo que están haciendo en los últimos años y más aún, en la colección que está configurando para otoño-invierno de 2017 en la que aparecen dos modelos extremadamente amortiguados. Quien no me crea, que se calce las Mizuno Wave Sky o las Mizuno Wave Horizon y que tenga el valor de decir que no son amortiguadas. Vale que no tienen mucho recorrido pero de ahí a decir que son duras hay un mundo.

No obstante, para este artículo, las que corresponde poner son las Mizuno Wave Prophecy 6, unas de las zapatillas más llamativas del mercado gracias a la parte trasera de su mediasuela que deja ver a través de ella gracias a ese Wave tan ondulado. Muy amortiguadas, sin duda, pero serían un ejemplo de lo que comentaba en la introducción del camión porque si me las calzo yo (un tío de menos de 60 kg) las noto incluso firmes porque no consigo hacer ceder el Wave. Ahora, si tienes cierto peso y taloneas, tendrás mucha amortiguación, mucha estabilidad y, curiosamente, una dinámica de la pisada muy rápida en la parte final merced a su gran curvatura.

New Balance 1080 v7

Otra que tampoco se da a los excesos es New Balance sino que prefiere ser más comedida y equilibrada, lo que no quiere decir que no pueda ofrecernos zapatillas con una amortiguación blandita como la que más y, si no, probad a calzaros unas New Balance 1080 v7 y disfrutaréis de las bondades del Fresh Foam en su máximo esplendor porque, además de ser blandito, tiene cierta respuesta.

Nike Air Zoom Vomero 12

Hubo un tiempo en el que uno de los máximos representantes de una amortiguación blandita y con mucho recorrido eran las Vomero pero los tiempos pasaron y decidieron hacerlas algo más aptas para correr, lo que no terminó de enamorar a sus fieles seguidores. En la duodécima versión, han decidido volver a acercarse a esa filosofía y han conseguido la cuadratura del círculo con las Nike Air Zoom Vomero 12 porque son capaces de ofrecer lo mejor de todas las versiones anteriores además de un tacto muy agradable y bastante blandito que, sumado a un upper excelente está devolviendo a este modelo a las listas de las más vendidas. Por cierto, infinidad de opciones a la hora de elegir colores, como siempre en Nike.

Saucony Triumph ISO 3

Las zapatillas con más amortiguación de Saucony son las Saucony Echelon, capaces de aguantar lo que le echen encima, da igual el peso del corredor pero son unas zapatillas un tanto peculiares y que apenas se ven así que vamos a tomar como representantes a las Saucony Triumph ISO 3, unas de las zapatillas neutras más equilibradas de la actualidad, tan válidas para corredores de peso como para pesos medios o ligeros, para rodar o para pisarle un poco el acelerador… No tienen una amortiguación blandurria pero se perciben muy amortiguadas y ya le podéis meter kilómetros, que nunca os vais a sentir doloridos por el impacto.

 

Ahora ya es cosa tuya elegir qué berlina poner en tus pies pero, cuidado, te advierto que es un “riesgo” calzarlas porque el confort y comodidad que ofrecen es tan grande que lo mismo ya no paras de correr hasta que no se haga de noche y te entre sueño.