¿Sabías que la forma en la que te atas las zapatillas de correr pueden darte más o menos comodidad? ¿Y que puedes atártelas para que se adapten a tus pies? Durante la carrera -o entrenamiento- hay mil factores para asegurar la comodidad y ajuste de tus pies. Tener las zapatillas adecuadas para practicar deporte es esencial, pero atarte los cordones dependiendo de tus pies, imprescindible.
Si las maravillosas zapatillas de running que te pillaste a un precio increíble en el outlet de Runnics te empiezan a molestar, puede que no sea problema de la zapatilla, ni que necesites una plantilla; el problema puede ser que dejaste los cordones atados por defecto. Así que aquí te traemos las 10 formas de atar tus zapatillas de running según tu tipo de pie.  ¡Personalízalas a tus pies! O te arriesgarás a que afecte a tu rendimiento deportivo.

  • Si tu talón se desliza, atar tus cordones de esta manera te dará firmeza.
talon-se-desliza
  1. Empieza desde abajo atando tus zapatillas haciendo un patrón básico en zig-zag hasta arriba, llegando a la parte superior del tobillo.
  2. Coloca los extremos de los cordones por debajo del ojal inferior.
  3. Los cordones deben terminar del segundo al último ojal de la parte superior; (como se indica en la imágen) se deslizan los cordones entre los ojales y se procede a la lazada.

 

  • Dolor de dedos: Si atas tus zapatillas de esta manera, tus dedos tendrán más espacio para moverse!
dolor-de-dedo
  1. Volvemos a empezar desde abajo, pero esta vez hay que medir los cordones de manera que uno sea 12 cm (aprox) más largo que el otro.
  2. Hay que dejar el lado más corto del cordón del lado del dedo que duele más.
  3. Hacemos zig-zag con el extremo del cordón largo.
  4. Cruzamos en diagonal el cordón más corto hasta el ojal superior contrario.
  5. Termina de atar introduciendo el cordón bajo el ojal. Si terminas con los dos cordones en el mismo lado , solo saca del último ojal el zigzag.

 

  • Antepié amplio: al abrirse, le dará a tu antepié más espacio de maniobra.
antepie-ancho
  1. Empezando desde abajo y sin cruzar los cordones, hay que introducir el cordón en el siguiente ojal por debajo.
  2. Para terminar de atar la zapatilla, hay que hacer un zig-zag normal.

 

  • Pies anchos: Afloja el zapato para darle a tu pie mayor espacio y movilidad.
pie-ancho
  1. Empezamos desde abajo, pasando el cordón de un ojal al de enfrente.
  2. Empezamos el zig-zag por debajo y lo continuamos por arriba dejando una fila de ojales de por medio entre cruces.

           ¡Notarás como tus Nike favoritas ya no te aprietan!

  • Pie estrecho: Aprieta tus cordones para sujetar bien el pie.
pie-estrecho
  1. Empezamos por abajo, pasando el cordón de un ojal al de enfrente.
  2. Introducimos el cordón al siguiente ojal por debajo sin cruzarlo.
  3. Continuamos con un zigzag normal hasta arriba

 

  • Pie estrecho con antepié ancho: el secreto es ajustar y aflojar dónde sea necesario.
pie-estrecho-con-antepie-ancho
  1. Hay que usar dos cordones, atar la parte superior del zapato con un cordón y la parte inferior con el otro.
  2. La parte superior tiene que ser más ajustada que la parte inferior.
  • Cuando notas tus zapatillas demasiado ajustadas:
muy-ajustadas
  1. Empezamos desde abajo, introduciendo el cordón en los dos primeros ojales.
  2. Con uno de los extremos, introducimos el cordón en el siguiente ojal del mismo lado dejando uno de por medio (pasamos del ojal uno al tres); y luego cruzamos al ojal de enfrente.
  3. Volvemos a saltarnos una fila de ojales e introducimos el cordón en el ojal del mismo lado (pasamos del tres al cinco).
  4. Hacemos el mismo proceso con el otro extremo del cordón y los ojales restantes. (Ojales pares en este caso)
  5. Seguimos el proceso hasta arriba y atamos el zapato.
  • Cuando el área ajustada está localizada:
area-muy-ajustada
  1. Empezamos desde abajo con un zigzag normal.
  2. Dejamos libre el área dónde el pie se siente más ajustado. Pasando el cordón al siguiente ojal pero sin cruzarlo.
  3. Continuamos el zigzag hasta arriba

 

  • Empeine alto: hay que darle espacio esquivando unos cuantos ojales.
empeine-alto
  1. Comenzamos desde abajo pasando el cordón de un ojal al de enfrente.
  2. Atamos los cordones en un zig-zag normal, pero al llegar al empeine, pasamos los cordones al siguiente ojal sin cruzarlo.
  3. Terminamos el lazado con un zig-zag normal.
  • Puente Alto
puente-alto
  1. Comenzamos con los cordones normales en zigzag o cruz, pero en el empeine, pasamos los cordones al siguiente ojal pero sin cruzarlo.
  2. Terminar con la técnica cruzada en la parte superior.

Ya que has aprendido a atarte tus zapas de correr adaptándolas a tu pie ¿a que esperas para probar los nuevos modelos?  Si no sabes que zapatilla escoger, puedes dejarnos un comentario en esta página o en nuestro siempre interesante Consultorio de Running ¡Será un placer ayudarte!