Continuamos con la guía de pulsómetros de otoño / invierno 2016 que comenzamos el mes pasado dándole un repaso a los de gama media y nos metemos en faena con los de la gama media / alta.

Dentro de ésta segunda entrega vamos a hacer una subdivisión porque creemos que, aunque todos tengan unas prestaciones muy altas, el enfoque es ligeramente diferente y hay algunos enfocados especialmente para los “geeks” de los datos, para esos que disfrutan analizando hasta el último parámetro .

Pulsómetros de Gama Media / Alta:

Es complicado decidir qué pulsómetros meter en esta gama porque muchos las definen por el precio, no por las prestaciones y, al ritmo que avanzan los pulsómetros, en “cuatro días” pasan de ser “el caro” a tener un “precio medio”.

Esto tiene como parte buena el que, mirando dentro de este rango de precios, entre los 200€ y 300€ (350€ como mucho) puedes encontrar auténticos monstruos que ya quisieran haber tenido hace menos de una década en los centros de alto rendimiento.

Aquí ya entramos en relojes deportivos de los que miden y hacen prácticamente todo y a los que es difícil poner pegas pero también es difícil decantarse por uno u otro porque las diferencias las suelen marcar funcionalidades concretas que pueda requerir alguien y que alguno tenga o deje de tener. Por lo tanto, nosotros os proponemos un par de ellas que consideramos caballos ganadores y vosotros ya sois los que tenéis que analizarlos a fondo y ver cuál se acomoda mejor a vuestros requisitos particulares.

Garmin Forerunner 630/635:

guia-pulsometros-oi16-2-gama-alta-garmin-forerunner-635

Los Forerunner de la serie 6XX son de los relojes más equilibrados que hay dentro de las gamas altas pero, por precio, es capaz de bajarse a pelear con los que, en otras marcas ofrecen mucho menos para poder conseguir esos precios.

El salto de la nueva serie 63X ha sido significativo y, como hemos comentado al hablar de los Forerunner 2XX, la diferencia entre el 630 y el 635 está sólo en el tipo de sensor del pulso: cinta pectoral para el Forerunner 630 e integrado en el Forerunner 635.

La pantalla táctil ha color ha mejorado mucho la sensiblidad y usabilidad, la duración de la batería se acerca a las 17 horas, sirve como monitor de actividad diaria, se conecta con el reloj vía smart bluetooth, ya soporta Glonass, es compatible con Garmin IQ (esto abre muchísimo las posibilidades de cara a instalar “Apps” y ampliar sus funcionalidades), tiene metrónomo, mide estadísticas de carrera a pie avanzadas, mide el “umbral de lactato”, … ¿Le echáis algo en falta? Yo no porque, encima, es muy chulo y lo puedes usar a diario como un reloj con mucho estilo.

Si eres un geek de los datos, el Forerunner 63X es, probablemente tu primera opción porque vas a poder medirlo prácticamente todo de tu carrera a pie, hacer estimaciones de tu umbral de lactato, tener valoraciones de tu estrés entrenando, …, ¡ya no vas a tener excusas para no mejorar!

El precio sube un poquillo pero, si vas a por el 630 que, en este caso me parece la mejor opción porque la cinta mide mejor, no se dispara mucho de precio y tienes todo lo que necesitaría un entrenador de élite.

Suunto Ambit 3 (Run, Sport, Peak, Vertical):

guia-pulsometros-oi16-2-gama-alta-suunto-ambit-3

Suunto Ambit 3 no es un pulsómetro sino que podríamos considerarlo una gama de pulsómetros que, sobre una misma base, añaden o potencian alguna funcionalidad concreta. En realidad, Suunto los presenta como que a algunos de ellos le reducen pero a mí me cuesta verlo así y tener que definir el Ambit 3 Run como “una versión reducida del...”. Es como cuando vas a ver un Mercedes y te dicen “éste es el básico”. Claaaaro, el básico, pero es que vuestro “básico” es casi el “tope de gama” de una marca estándar.

Para posicionarnos rápidamente, digamos que el Ambit 3 Peak es el que más interesaría a los trail runneros, el Ambit 3 Sport a los corredores y triatletas y el Ambit 3 Run a los que quieren únicamente las funcionalidades de carrera a pie (y reducir un poquito más el precio). El Ambit 3 Vertical es una versión un tanto ad-hoc con funcionalidades muy específicas de los que se preocupan por la medición de la altitud.

El punto de partida garantiza la fiabilidad porque el Ambit 2 demostró claramente que era una arma muy poderosa de Suunto para competir de tú a tú con cualquier reloj y por eso se vendió como churros, llegando a poner en jaque la supremacía que tenía Garmin.

A partir de ahí, se le han mejorado cosas como la conectividad móvil, el sensor de frecuencia cardíaca, la duración de la batería, … son capaces de poner en aprietos a sus hermanos mayores los Fenix.

El usuario tipo de los Ambit 3 es el que necesita tirar mucho de tracks y guías y ahí basan gran parte de su fuerza, con funcionalidades que pocos relojes de esta gama tienen, tanto de cara a registrarlas como de cara a realizar el seguimiento.

Se le puede configurar prácticamente todo, desde las pantallas, a la frecuencia de medición, los tipos de deportes, … y hablamos de duraciones de batería que, midiendo cada segundo duran 10 horas en el Run, 15 en el Sport y 24 en el Peak y Vertical.

Sí sólo te interesa la carrera a pie, valora muy mucho el Ambit 3 Run porque se queda en unos precios que lo ponen a competir con los pulsómetros del apartado anterior pero, si eres trail runner o ultrero, probablemente el Peak o el Sport sean tu elección, dependiendo de la precisión que necesites en la medición de la elevación y de la duración de la batería.

Pulsómetros de Gama Alta (para Geeks):

Aquí ya se levantan las barreras y se da rienda suelta a cada marca para lanzar lo que le apetezca pero, como había que poner algún límite y quedarnos con un par de modelos, hemos optado por dos que nos han parecido muy representativos y que han demostrado ya durante unos cuantos meses su fiabilidad, convirtiéndose en modelos claros de referencia para muchos deportistas y para muchas marcas.

Hay algunos lanzamientos inminentes o recientes que son una auténtica pasada, pero nos parece que sus precios ya sobrepasan lo razonable así que por eso nos hemos quedado con éstos.

Ahora sí que ya no se le pueden poner pegas o, por lo menos, cuesta ponérselas porque lo hacen todo y lo hacen todo bien así que, ¡¡¡pasen y disfruten!!!

Garmin ForeRunner 920XT / 735XT:

guia-pulsometros-oi16-2-gama-alta-garmin-forerunner-920xt

El Forerunner 920XT es el reloj que todo triatleta freak querría tener porque es el no va más en funcionalidades de medición, conectividad, … no le falta nada, esel reloj” para los amantes del multideporte.

Es el tope de gama de la marca (obviando el Epix) y, aunque se ha mejorado algo el tema de las dimensiones, sigue siendo un cacharro de dimensiones considerables, un “ordenador de mano” (aunque no tanto como los míticos 305 y 310).

24 horas con el GPS activado para que no le falte a nadie batería, seis botones para poder acceder rápidamente a lo que haga falta, métricas específicas para los tres deportes (natación en piscina y en aguas abiertas, ciclismo en exterior e interior y carrera a pie), conectividad bluetooth para enchufarse con teléfonos, posibilidad de conectarlo a multitud de sensores externos (mediante ANT+), … sólo se le echa en falta la posibilidad del seguimiento de mapas en pantalla que tiene el Epix.

Por supuesto, lleva todo lo necesario para el seguimiento de la actividad diaria, no de manera básica sino con pluses como lo de avisarte si estás holgazaneando durante mucho tiempo. Las estadísticas de cada deporte son también completas, todas las que podáis imaginaros y más. No podían faltar las running statistics que están haciendo últimamente las delicias de los corredores y el Garmin IQ para ampliarlo hasta límites insospechados.

Lo dicho: si eres un freak del triatlón, éste es tu reloj, no lo pienses ni un segundo.

Recientemente se ha lanzado el 735XT que, aunque parezca por la numeración, no es un 920XT reducido sino que estaría más cerca del Forerunner 635 solo que añadiéndole cosas para el multideporte. Algunos lo consideramos “un 920XT más parecido a un reloj que a un ordenador de muñeca”, casi como un modelo de transición hasta que lancen las nuevas versiones de los 9XX, ¿los 930XT / 935XT?

La mayor mejora que tiene es su reducción de tamaño, pasando a ser un reloj de uso habitual, la batería ronda las 15 horas, sensor óptico de pulso (no existe versión con banda pectoral), … Es una opción a valorar aunque, a falta de tener más información, por el precio que tiene, casi me iría al 920XT.

Polar V800:

guia-pulsometros-oi16-2-gama-alta-polar-v800

El V800 fue el reloj que volvió a meter a Polar dentro de la encarnizada lucha de los relojes deportivos tope de gama. Para los que somos de la vieja escuela, de cuando se decía “comprar un Polar” en vez de comprar un pulsómetro fue una gran noticia, una especie de despertar del dragón que llevaba aletargado cierto tiempo. No es que no estuviera sacando buenos relojes pero parecía que iba un poco retrasado respecto a algunas tendencias. Eso sí, lo que lanzaba, no erraba el tiro, calidad ante todo.

La única pega que se le puede poner es su precio (como pasa con todos los tope de gama) y que sigue teniendo cierta dependencia de sensores externos, algo que compensa con la fiabilidad que se gana con ellos. De hecho, es tal su fiabilidad que mucha veces se toma como referencia para comprobar la bondad de las medidas que tienen otros GPS.

Está ya un poco trillado porque lleva varios años en catálogo pero resiste impertérrito y si nos ponemos en el momento del lanzamiento, entendemos por qué supuso tanta revolución. Configurabilidad prácticamente total, incorporaba monitorización de la actividad diaria, diseño precioso y elegante, conexión por Smart bluetooth y analógica (esto le permite medir el pulso en el agua), posibilidades de crear entrenamientos todo lo enrevesado que queramos, altímetro barométrico, …

Si quieres un reloj deportivo que lo tenga todo y que sea totalmente fiable y el dinero no es una preocupación, apuesta por el V800 y no fallarás el tiro, te lo aseguro.

 

¿Eres un fan de los pulsómetros? ¡Hazte con tu favorito ahora en Runnics.com!